sábado, 14 de octubre de 2017

Sextea que algo queda

Las paredes de Devotas impresionan de verdad

La flojera se ha apoderado de mí en los meses de verano, mi excusa más repetida es el calor, así que ni acercarme a nada parecido a un séptimo. ¿Para qué? Toca resignarse y esforzarse por volver a estar en forma y mientras tanto a sufrir y pelear para encadenar sextos. Y nada de hacer 6 o 7 en el día, 4 pegues y fundido. 3 pegues para sacar un 6b, Barman, en Foz, y ale me vengo abajo. 6b a vista en Devotas (¡qué maravilla de muro!, ¡quién estuviera fuerte para escalar allí!), y me digo pues no estoy tan mal. A tope de ánimo de nuevo vamos a Rodellar y 4 pegues para sacar de chiripa un 6b+, snif, vuelta a la realidad. Hoy de nuevo a Foz y otro 6b y nada más. 
Así que, ¡a seguir sexteando!, me dije.

A finales de agosto fui a donar sangre y no pude porque tenía bajos los niveles de hemoglobina. Dieta rica en carne roja, me recomendó la enfermera. Ni el calor, ni la falta de entreno: falta de carne roja. Después de dedicarme unas semanas a seguir estrictamente la prescripción facultativa no sé si mis niveles de hemoglobina han vuelto a la normalidad, pero la fuerza sí. Vuelvo a correr sin jadear y vuelvo a acercarme al esforzado reino de los séptimos. Titán, 7a+, en la Pared de la Cantera de Foz ha sido el primero en caer. Bendita carne roja.

 Sector Jardín flotante en Foz

 Devotaaaas


Semejante visita merecía una cenorra
Los verdaderos titanes que me acompañaron en Foz:
Cristian, David, Jack y Andrés
 Titán en Foz de Zafrané
Probando de segun la vía el primer día

 Cristian en Manolísima
 David en Ponzoñarte

No hay comentarios: