martes, 21 de junio de 2016

Somaén me da suerte

 Somáen, vistas del pueblo...
 ... y vistas de la cueva

4 visitas, 2 encadenes: Rojo atardecer, 7a+, hace más de año y medio, Variante Petabrazos, 7a, este finde. Si en Morata tuviera semejante porcentaje, me habría acabado ya todas sus vías, jjj. 
David es un culo inquieto al que no le va demasiado repetir y repetir escuelas o vías, así que este finde tocó añadir Somaén a la turné. Fuimos todo el finde y a pesar de las amenazas de lluvia del sábado, disfrutamos de un tiempo estupendo y de una extraña tranquilidad muy deseada después de las aglomeraciones sufridas en nuestra última visita a Rodellar hace 15 días. Compartimos escaladas con 3-4 cordadas que ayudaron a David a localizar proyectos. Compartir escaladas con unos titanes que probaban 8os puede sonar excesivo, pero tiene su explicación: ellos se dedicaron a calentar en la vía que yo probé y probé todo el sábado. La dejé montada para parecer un lolo y seguir probándola al día siguiente.
Por la noche desaparecieron todos y fuimos los únicos tontos que nos quedamos durmiendo en el párking pegado a la carretera. Los demás se fueron a un merendero cercano que ya tenemos fichado para la próxima vez.
El sábado debí probar muy bien la vía, porque el domingo me salió al primer pegue y eso sí, me tocó desmontarla; todo un curro, más debido a la larga travesía que hace, que a su desplome. Con los deberes hechos nos metimos a la cueva de verdad, David a enchufarse una impresionante travesía por el todo el techo llamada Naturalísima, 7c, y yo para probar Clandestinidad, 7b/+: lo más desplomado que he intentado hasta ahora. ¿No querías cazos y desplome, agüelo? ¡Pues toma! El primer intento terminó con mis brazos en la 3ªchapa, y en los dos siguientes en la 4ª. En ninguno de los intentos conseguí llegar a la reunión, ni tan siquiera chapar el último parabolt: allí me encontré con un paso súper largo que me acojonó del todo. Uf, menos mal que la vía está montada, jjj.
Me temo que la suerte va a volver a tardar a aparecer por Somaén.
Llegué tan casado a casa como si me hubiera pisoteado una manada de elefantes. Estoy demasiado viejo para estos esfuerzos. Voy a tener que jubilarme de los desplomacos y pasarme a las plaquitas. jjjjjjj.


 David montando Variante Petabrazos para el agüelo
Fresnos al sol
 Recogiendo trastos

viernes, 10 de junio de 2016

Prueba que te prueba para terminar en Rodellar

Después de tan grandioso finde en Riglos y Osán sólo se podía ir a peor, como así ha sido durante todo el mes de mayo. En lo que a carreras se refiere estoy en el dique seco recuperándome de una pequeña lesión en el pie izquierdo: cosas de la edad. En el tema de la escalada las últimas salidas han sido de los más variadas en cuanto al destino y de lo más constante en cuanto a resultados: agua, agua y agua.

David en la cueva

Primero, a principios de mayo, me aventuré de nuevo en las duras paredes de la Foz de Zafrané, el barranco para los amigos, la ponzoña para los del bando contrario. Yo estoy en  medio. Probé Titán, 7a+ en el sector Pared de la cantera y Superguía, 7a en el Jardín flotante con idéntico resultado: agua. Dos estupendas recomendaciones de David que se me quedaron muy muy lejos. La roca eso sí, excelente mientras no te salgas ni un centímetro de la vía. En el barranco coincidimos con una pareja de amigos de David, Adrián y Laura, asiduos de la zona.


David calentando en Titán, 7a+
El Jardín flotante, más allá de la vía que está escalando Laura se encuentra Superguía
La cueva
Yak, David, el agüelo y Adrián (Laura estaba encadenando el 6c+ de atrás)

A mediados de mayo repetí Olba porque el tiempo por Rodellar era regulero y nadie quiso arriesgarse a acompañarme allí. David y un par de compis de El Coliseo fueron el finde entero y Fino, Abel y yo fuimos sólo el domingo. El plan era ir al sector sombra, pero como había que esperar hasta al mediodía empezamos la jornada en el Callejón y Meteoblue y allí nos quedamos porque nos encantó el sector. El estupendo y disfrutón 7a que elegimos como objetivo, R1, sólo se lo llevó Fino. Menos mal que al menos Abel y yo conseguimos encadenar uno de los dos 6os de calentar. Golosina pura.

 Meteoblue, un sector lleno de estupendas vías
 Fino encadenando Relámpago, 6a+
El Callejón, más plaquero que el vecino Meteoblue 
 David de monodedo a binodedo y tiro porque me toca
El agüelo en el paso que se le resistió una y otra vez de la vía R1, 7a 
Fino en el encadene de R1, 7a 
 Una pareja de amigos de Tono que andaban también por ahí
La panda al completo cerveceando antes de volver a casa

Por último el primer finde de junio tocó el premio gordo: volver a Rodellar y el finde completo. Esta vez me apegué al viaje de David y un par de amiguetes, volví a coincidir con Adrián y Laura y el domingo se nos unió Abel.
El sábado subimos a las Ventanas, y allí pude volver a disfrutar de Juan y Fran, pero la zona estaba tan petada de peña que David se agobió y nos bajamos al sector Aquest any sí donde me hinché a probar la estupenda Tragaldabas, 7a+ y que terminó por salir de segun. Un proyecto más que se queda a la espera.
El domingo arrastré a toda la panda a Egocentrismo donde me esperaba de nuevo Pequeño Pablo y esta vez, al contrario que en el mes de abril, pude mirarle a los ojos de la bestia: bloque inicial superado, desplome final del tirón... ¿qué me quedó? Un pasito fino a mitad de vía. Tan cerca, tan lejos. A ver si consigo mantener la forma suficiente para seguir intentándola en condiciones.
De allí nos fuimos al Pince sans rire, que siguiendo la tónica del finde, estaba a tope de gente: llenazo en el sector de 6os de la izquierda, llenazo en el sector duro de la derecha. Menudo cuestón al sol para al final estar esperando la mayor parte del tiempo. De hecho, sólo pude escalar una vía, El enano de Sibera, 6b+: rutón. Una menos en el sector.

El Delfín... pedazo de sector 
 Esperando el turno en Juan y Fran, una pena que sólo pudiera catarla una vez...
pero a cambio conocí Tragaldabas, viote, viote
 Aquest any sí con el Camino al fondo, vacío todo el finde
¿alguien entiende esto?
Laura y Adrián en De 8 a 14, 7a en Egocentrismo 
La panda en Pince san rire