lunes, 25 de julio de 2016

Camino a Soria de nuevo

El abuelo, David "el largo", "Toto" y David

Una nueva visita la estupenda escuela soriana de Somaén. Buena roca, tranquilidad, alucinantes vías y hasta un riachuelo fresco. No se puede pedir más. David "el largo" y Jose Antonio "Toto" se fueron todo el finde y David y yo nos unimos el domingo.  Una vez más toda la troupe éramos del Coliseo.
Cada uno nos dedicamos a las vías que quisimos. Yo, como ya me había quitado lo más asequible, seguí con mis intentos a Clandestinidad. Ligera mejoría: una chapa más encadenada y llegué en una ocasión a la reunión. Aún me queda descubrir el truco del reposo para pode afrontar la segunda y durísima parte de la vía con alguna posibilidad y también me queda un paso sin sacar. Vamos, que para rato.  ¡Menos mal que Somaén no me cansa!

David en el reposo de la repisa de Variante Petabrazos, 7a 
"El largo" encadenando a vista Feromonas en la mente, 7b
"Toto" en el primer tramo de Variante Petabrazos 
"El largo" en otro intento a Cruz de navajas, 8a
En el aterrizaje al desmontar esa vía el agüelo estrelló a David contra las zarzas 
y le causó esta sangría en la pierna
El abuelo en el último intento del día a Clandestinidad, 7b 
El reposo de los guerreros, con Jack a la que caiga

domingo, 17 de julio de 2016

Todos a una en Gratal

 Fino, Júnior y el agüelo con el muraco de Gratal al fondo

Fresquita mañana en Gratal. Una escuela que sólo había visitado una vez hace 4 años y a la que no había vuelto porque sus presas laterales y planos no me habían dejado un buen sabor de boca. Me vi más torpe que nunca, que ya es decir, y me pareció todo muy duro. Pero el calor aprieta de nuevo y esta es una opción estupenda si no se nos pegan las sábanas, porque el sol castiga la pared a partir de las 14:00. Pero hasta entonces la sombra y la altura mantienen a raya las temperaturas, tanto que hemos necesitado una sudadera para asegurar!!!
Las presas laterales y planos siguen ahí, no han desaparecido, pero como ya lo sabía no merecía la pena empezar a quejarse y llorar. Esta vez nos hemos decantado por la mínima aproximación del sector El Frontón, en vez de subir hasta Drako. La pega que los sextos que pensábamos utilizar para calentar son plaqueros no, lo siguiente!!! Visto el sarpullido que me ha salido nada más verlos, mis amables compis me han seguido hasta la vía elegida como proyecto del día. Una elección nada difícil ya que es la más escalada de la escuela, Volumen brutal, 7a. La vía hace honor a su nombre: brutal, brutal. Tras un primer intento de toma de contacto para calentar y para quitar el miedo, nos la hemos llevado los tres al segundo pegue (y eso que Júnior decía que estaba flojo, que llevaba mucho tiempo sin entrenar... , cuando esté fuerte ¿qué hará?) Como el sol nos amenazaba ya la espalda la desmonto de segun sin acerar ningún paso ni colgarme de la cuerda. 
De vuelta a Zaragoza, el agüelo se va a casa a descansar y deja a los jovenzanos camino al tablón para entrenar un poco para terminar la jornada. Es lo que tiene la juventud, que nunca se les acaban las fuerzas.
Fino al comienzo de la vía
Júnior en el primer paso duro, a mitad de vía
El agüelo en el descanso de la rana,
no paré de buscar y encontrar reposos activos y pasivos;
todo vale, ranas, codos, rodillas, cazos... para soltar brazos y recuperar la respiración