martes, 16 de abril de 2013

VI Osán Cross Mountain: los corredores locos

Recuerdos de la infancia, yo creó que a mí me tocaría ser los del troncomóvil

Después de un par de años intentándome convencer para apuntarme a estas locuras, de venderme la moto de que el recorrido era precioso, de regalarme el oído diciéndome que estaba muy fuerte, que no iba a tener problemas para hacerla, por fin este año los Rasmias consiguieron ablandarme y cedí. Sin apenas premeditación terminamos por juntarnos un nutrido grupete de Montañeros en la carrera. El plan del finde se adornó con una escalada de placer en Peña Ruaba el sábado y una cenorra en la choza que la familia de Tono tiene en Jaca.
Un entrenamiento intensivo este invierno con los Rasmias junto con algún que otro refuerzo positivo (vuelta de 21 km a la Cartuja, par de Planas seguidas, etc.) me hizo albergar, iluso de mí, la vana esperanza de que podría hacer algo más que terminar y participar. 
Pero la realidad y las duras cuestas de la Osán Cross Mountain me pusieron en mi sitio. Hasta aquí he llegado. Aquí está mi límite... por ahora.

Recorrido de la carrera con el ritmo que pude hacer
Perfil, aterrador, de la carrera (y dicen que es de las asequibles, snif)

Jorge me había comentado un poco cómo era el perfil de la carrera y sus consejos me sirvieron de mucho, aunque no evitaron la debacle de mis piernas. El primer tramo hasta el avituallamiento lo hice bien y en cuanto empezó la enorme cuesta hasta la ermita de Santa Orosia me quedé en un grupete que iba a mi ritmo. Como era la primera vez que participaba en una carrera de montaña, me dediqué a hacer lo que hacían los demás: en cuanto veía que se paraban y andaban, yo también; que se ponían a correr, yo detrás. Hasta que cambiamos de lado en el valle y pasamos a la sombra, allí las fuertes pendientes me sacaron de ritmo y machacaron mis piernas sin piedad. Ya no pude volver a correr hasta que no pasé la cascada y llegué a la ermita de Santa Orosia. Ni siquiera el líquido y el plátano que tomé en el avituallamiento consiguieron recuperarme. Los dos kilómetros de falso llano a través de campas tachonadas de neveros se me hicieron eternas, pero tenía la esperanza de llegar a la bajada. Y llegó, pero aún fue peor. Un sendero de fuerte pendiente y repleto de cantos rodados terminaron de machacar los músculos de mis piernas y aparecieron amagos de calambres. Mi mente pensaba, es cuesta abajo tienes que ir rápido, pero mis piernas no obedecían, parecían de plomo, pesadas y rígidas. De bajada hice alguno de los km más lentos de toda la carrera, 8:33 y de 9:16. El tiempo pasaba con exasperante lentitud, los metros se me hacían kilómetros, y sólo pensaba en que no me volvían a ver en una de estas. Mi km más rápido fue curiosamente el último, el que iba más cansado, pero era de terreno casi llano, sin piedras, cómodo. Cuando aparecieron las primeras casas de pueblo me animé, el final estaba cerca. Ya sólo pensaba en llegar como fuera hasta la plaza. Y llegué, pero allí no estaba la meta. Unas pocas personas me hacían gestos con los brazos para indicarme el camino. Al principio no entendía nada. Me hundí, pensé que no llegaba, que no iba a aguantar el cansancio, el dolor en las piernas... hasta que apareció la meta al fin. Y los aplausos y ánimos de los amigos. Y los calambres.
Mi tiempo final: 2h 31'48'' que me sirvió para quedar el nº 305 de los 382 locos que terminaron la carrera.
Lo mejor: el ambientazo, el buen rollo de participar tantos amigos, el recorrido en medio de un paisaje encantador y una organización de 10, tanto en la entrega previa de dorsales y regalos, como en la previsión del párkin, los avituallamientos, las migas con chorizo... No he participado en más carreras de montaña, pero ésta me pareció todo un lujo.
¿Volveré a caer en estas locuras?
Uf uf, sólo sé que los que terminaron por delante de mí me dan envidia, que ya pienso en que si las Planas no es suficiente entrenamiento porque es una pista de pendiente suave, entonces dónde entrenar?
Esto tiene mala pinta, no tenía que haberme asomado.

Los resultados y fotos de casi todos los participantes, muchas gracias a la organización, los podéis encontrar en este blogaquí, más fotos y aún más.
Origen de las fotos: * gentileza de la organización; ** generosamente cedidas por Juan

El sábado pasaron los Rasmias a coger los dorsales 
y en cuanto vimos las camisetas ya nos volvimos locos locos
El secreto, una buena dieta: pasta y ensalda... y panceta... y vino... ; de izquierda a derecha:
Ana, Sara, Jorge Galve, Tono, Vanesa, Jorge Marquina, Patricia, Juan, Amaya y Óscar
 Menudo ambientazo: el párkin lleno... (al fondo el pueblo de Osán y más al fondo nuestro objetivo)
 ... y la plaza también. Churla estirando en primer plano
Los locos antes de entrar en acción, faltan el galvetiano y Churla**
La caravana de locos saliendo de Osán*
 Al principio cada dificultad del camino era un tapón, en este caso vadeando un riachuelo
 Aquí empieza el infierno de verdad, pasado el primer avituallamiento
La parte más bonita del recorrido, la cascada con las ermitas
 Por este punto ya llevaba 1:30h y no dejaba de pensar que los primeros 
ya estarían en meta y a mí aún me quedaba la mitad
Vistas preciosas de un Pirineo más nevado que nunca desde las campas de la ermita de Santa Orosia 
(el fotógrafo tuvo el enorme mérito de captar el único momento de la carrera en el que iba corriendo)*
¡Menos mal que la meta no estaba unos metros más allá!**
 Nuevo reto conseguido (aunque aún no estaba para poder celebrarlo)**
Todos conseguimos terminar la carrera: ¡¡A PURA SANGREEEE!!
Óscar, Vanesa, Jorge, el agüelo, Ana, Tono, Juan, Churla y Beto
(los galvetianos faltan de nuevo)**
 Jorge Galve y Churla recogiendo las barritas energéticas marca Osán**
Mi trofeo

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo siempre digo que tiene mérito el tener el valor de apuntarse a una de éstas. De todos modos te aviso de que siendo escalador, tienes mucho peligro. Nos encantan los retos personales y somos un pelín cabezotas de más. Así que si sigues, la consigues.
Ánimo. Ana María.

Patri dijo...

jeje, pero qué llorón!!!Imagínate hace unos años haciéndola!lo hiciste muy bien,no es nada fácil correr por montaña..sigue así Iñaki!Zorionak!!

Vane dijo...

Ya te digo Patri...este aguelo es un inconformista!!
El gran logro es llegar a meta..lo digo por experiencia, jejeje!

RUBEN dijo...

Estás enganchado Iñaki, te has asomado a esto y ya no tienes remedio…ja,ja,ja. Las Planas es un sitio con mucho potencial para entrenar cuestas hasta agonizar. Si quieres quedamos un día para entrenar y te enseño recorridos guapos de montaña, aunque me parece que si descubro las cartas por dónde entreno, en la próxima carrera entrarás a meta por delante de mío……ja,ja,ja.
Enhorabuena por el resultado de la carrera!!!!!!!!

pincho dijo...

Dame veneno que quiero morirrrrr...

Dame veneno!!!!!

Iñaki dijo...

La insatisfacción me viene por mis propias espectativas, si no las tengo no sufro, si las tengo y no las alcanzo... Ya veremos en la siguiente carrera

Iñaki dijo...

Rubén, te tomo la palabra, necesito entrenar cuestas, jjj, y no te preocupes q x mucho q entrene no voy a alcanzarte!!!

David Serrano dijo...

Bueno bueno, el agüelo y sus zapatillas quieren más!! Pues apuntate con nosotros, en dos días volaras! Y las carreras? Pero si solo son 1000m. de desnivel...

Je je!! Animo titán! que tienes un mérito del copón! Como dice Patri, quién te iba a decir hace unos años corriendo carreras de montaña!! No querrás encima ganarlas!

Juan korkuerika dijo...

Iñaki te vas a enganchar como a la deportiva y te vas a poner tan fuerte que aproximarás para escalar las vías de Ordesa corriendo a fuegoooooo... Un abrazaco y hasta la vista alpinistaaaaaa

TREPA ROCAS dijo...

Abuelo!!! me vas a poner los cuernos con Ruben para entrenar por las planas? Ya me veia como "personal trainer" de una estrella. mucha envidia a toro pasado del ambientazo que habia, el face se llena de fotos de la carrera. Dude si apuntarme... Si vais a otra en pandilla me apunto! Luchare contra la adicción a la Roca!

Un saludo!

RUBEN dijo...

Bartolooooo, no te pongas celoso y vente con nosotros, ya verás que a gustico se quedan tus piernas….!!!!!!!

Correcaminos dijo...

Enhorabuena por tu carrera. He corrido unas cuantas y te aseguro que hasta "el mas pincho" tiene sus bajones en carrera. Verias que la mayoria corremos con el objetivo principal de disfrutar, pasarlo bien y por supuesto acabar, lo de ganar o mejorar tiempos es cosas de APROFESIONALES. Lo dicho, Enhorabuena, no se pq me da que ya estas enganchado.

Iñaki dijo...

No os pongáis tontitos, Rubén y Bartolo, ya sabéis q yo me voy con cualquiera (si el plan es humano, David).

Iñaki dijo...

Gracias por los ánimos, Correcaminos. A lo mejor nos vemos en otra carrera!